Gates
Mundial
Actuadores
Conectores
Productos para Tratamiento de Aire
  Filtros
  Lubricadores
  Reguladores
  Unidades Combinadas FRL
Pagina principal
Lubricadores

El próximo paso importante en el procesamiento del aire comprimido, después de la filtración y la regulación, es introducir en este, una cantidad conveniente de lubricante, normalmente aceite; que permita al equipo realizar a su trabajo eficazmente, es decir, sin excesiva resistencia o desgaste. La resistencia excesiva al movimiento producirá un consumo extra de potencia o desgaste, que se traduce en una disminución en el tiempo de vida del equipo. Ambos se traducen en un aumento en el costo.

Hay dos tipos de lubricador de uso general: aerosol y bomba de inyección.

Los que más ampliamente usamos son los de aerosol, que fueron los primeros dispositivos de aplicación automática a líneas de aire. Estos lubricadores están disponibles en dos grupos

  • Niebla de Aceite (Oil Fog)
  • Micro-niebla. (Micro Fog)

Lubricador de niebla de Aceite - generalmente las partículas de aceite producidas son relativamente grandes y pueden ser aerotransportadas en distancias relativamente cortas. Como una regla general, el lubricador de niebla deberá colocarse a una distancia de 9 metros del dispositivo a lubricar, como máximo. Las partículas grandes son más fuertemente afectadas por la gravedad y por tanto, los lubricadores de niebla de aceite no deben usarse para lubricar un dispositivo en un nivel superior al lubricador.

Lubricador de Micro-niebla - usa un generador de niebla especial para atomizar sólo un fragmento del aceite. Dado que la niebla aerotransportada ahora esta compuesta sólo de partículas ligeras, aproximadamente en tamaño menores de 2 micras, la gravedad no tiene el mismo efecto en este y no solo puede viajar a niveles superiores sino también distancias mas largas, a través de líneas de alimentación más complejas. El lubricador micro-niebla también puede asegurar una buena distribución, proporcionada a través de las salidas, ideal para los circuitos de control de válvulas.

Una comparación de estos dos tipos de lubricadores puede llevar a una división simple de ellos, como ser la entrega alta (niebla de aceite) o la entrega baja (Micro-niebla).

Todas las gotas de aceite mostrado en el domo de entrega, del tipo niebla de aceite, son entregadas al sistema; mientras que para la Micro-niebla sólo aproximadamente 5 a 10% son enviadas al sistema. Las Micro-nieblas pueden por consiguiente usarse en las aplicaciones dónde sólo muy pequeñas cantidades de lubricante son requeridas, posiblemente para áreas grandes. Ajustando la proporción de goteo para mayor entrega de aceite, puede lograrse para que un lubricador de niebla de aceite, cumpla los requerimientos de uso normal. El principio de Micro-niebla ha hecho posible la aplicación de lubricante en forma de aerosol a elementos tales como: rodamientos, engranes, cadenas, etc.

Los dos tipos de lubricadores incluyen una válvula del no-retorno en el tubo sifón para asegurar la lubricación inmediata en cuanto el aire comienza su recorrido a través del dispositivo. Sin embargo para algunas aplicaciones tales como elementos con ciclo rápido o cilindros con carreras cortas, a veces no es posible a lubricar correctamente con los lubricadores convencionales. Para tales aplicaciones es necesario hacer modificaciones al sistema, con válvulas de descarga rápida o lubricadores bi-direccionales, para poder superar tales problemas.

Para cualquier tipo de lubricador, la cantidad de aceite que debe ser entregada a un sistema neumático para proporcionar la lubricación suficiente es difícil de determinar, dado que todos los sistemas serán diferentes.

Los dispositivos neumáticos en un sistema, pueden requerir cantidades diferentes de lubricante y por tanto, se deberán seguir las recomendaciones que los fabricantes de equipo hacen específicamente para sus productos.

Para una guía mas general de aplicación de lubricante en los sistemas neumáticos, se recomienda una densidad de rendimiento de aceite de 60mg/m3, que como un el punto de partida básico se considera bueno. De la inspección regular y mantenimiento, se puede encontrar el escenario óptimo para aumentar o disminuir la cantidad de aceite entregado.

Los lubricadores necesitaran un relleno del depósito, en el futuro. La mayoría de los lubricadores de niebla de aceite tienen una válvula de rellenado insertada para permitir la introducción del aceite, aun estando en uso. La mayoría de los lubricadores de micro niebla pueden rellenarse por medio de una abertura rápida del puerto e introducir el lubricante, para lo cual solo será necesario aplicar una presión de 1 bar sobre la presión que existe dentro del depósito.

Otra manera de reducir la tarea de rellenado de los lubricadores, es la colocación de dispositivos “nunca seco”. Los tales dispositivos normalmente son constituidos por un flotador-interruptor, que proporcionan una señal eléctrica cuando el nivel de líquido es bajo o alto; de tal forma que puede construirse un sistema de mando para rellenado o crear una alarma de advertencia para el llenado.